NUTRICIÓN
GENERAL Y DEPORTIVA

Nutrición clínica, hospitalaria y deportiva


Un dietista-nutricionista es un profesional experto en la alimentación, nutrición y dietética.

La nutrición es una disciplina fundamental en el transcurso de nuestra vida. Está relacionada con la salud del ser humano y con la prevención y tratamiento de múltipeles patologías. Unos hábitos dietéticos correctos mejoran la salud y a través de una dieta realizada por un profesional de la salud, se gana o pierde peso de forma saludable y controlada mejorando su estado físico o patología a tratar.

La nutrición en las últimas décadas ha adquirido una gran importancia debido a la concienciación de la sociedad en adquirir hábitos alimentarios correctos y equilibrados para mejorar su salud y mejorar su nivel de vida durante el día a día.

Existen multitud de causas por las que se debe acudir al dietista-nutricionista, las más frecuentes son, por ejemplo: Intolerancias alimentarias, sobrepeso, malnutrición, diabetes y patologías como las cardiovasculares o renales, tanto infantil como adultos.

Con una correcta alimentación:

En las intolerancias alimentarias se ganará calidad de vida, evitando los hinchazones, gases, malas digestiones...Incluso después de un correcto seguimiento se podrá volver a incorporar a la dieta del día a día aquel alimento que ocasionaba la intolerancia.

En la diabetes se desarrollan ventajas como corregir los malos hábitos alimentarios que han llevado a que se contraiga la resistencia de las células a la insulina y disminuya importantemente los niveles de glucosa en el organismo.

En las patologías cardiovasculares y sobrepeso, se controlan aquellos parámetros que se encuentran alterados, eliminando factores de riesgo para que evitar que surjan nuevas enfermedades y también cabe la posibilidad de que en un futuro a medio plazo no sea necesario consumir fármacos para reducir el colesterol, los triglicéridos, los glúcidos etc... Con el fin de alcanzar un estado de salud óptimo para el paciente en su vida cotidiana.

En las patologías renales y hepáticas al establecer buenos hábitos alimentarios se protege a estos órganos para eliminar factores de riesgo y que puedan realizar sus funciones correctamente sin verse alterados. Si la patología ya está desarrollada se consigue evitar que ésta se agrave.

Esto es un simple ejemplo de patologías que se pueden tratar con la NUTRICIÓN CORRECTA tanto CLINICA como HOSPITALARIA.

Entrando en la NUTRICION DEPORTIVA, sin duda la correcta dieta para el deportista hará que su rendimiento deportivo sea el máximo posible haciendo con ello, que llegue a realizar con gran éxito sus metas deportivas y terminar estas con un menor esfuerzo y obteniendo mejores resultados en las diferentes disciplinas deportivas.

Queremos destacar que la correcta NUTRICIÓN DEPORTIVA, provacará evitar futuras lesiones y mejorar la recuperanción de las mismas en el caso de que se hayan provocado o se hayan mantenido durante mucho tiempo.

Síguenos

Copyright © Clinica J&J 2020
Grupo IBS Informática web design